¿Cómo y cuándo se realiza una Inspección Técnica de Edificios?

15 ene. 2023
¿En qué consiste la inspección técnica de edificios?

La inspección técnica de edificios (ITE) es un término que, quizás hayamos podido oír alguna vez. Pero, en qué consiste, cuándo es necesaria y para qué sirve. A lo largo de este artículo, se explicará con más detalle todo lo relacionado con este término.

¿Qué es la Inspección Técnica de un Edificio (ITE)?

Consiste en un sistema de comprobación sobre el estado de salud de la propia edificación. Se debe constatar que la construcción se encuentra en buenas condiciones, o por lo menos, se está dentro de los parámetros de seguridad que establece la ley. Con este estudio, no solo se trata de examinar si se puede derrumbar o no, sino que también se pretende verificar y asegurar sus condiciones de habitabilidad, seguridad y eficiencia energética. Dicho de otro modo, es como la ITV que se le puede pasar a un coche, pero en este caso a la construcción de propiedades.

Es llevada a cabo por técnicos especializados, tales como arquitectos, aparejadores o ingenieros de edificación, los cuales redactan un informe pormenorizado en el que determinan el estado de los elementos comunes del edificio. Así como, cualquier deficiencia que podría presentar situaciones de riesgo para la seguridad de sus inquilinos.

¿Cuándo es necesaria la Inspección Técnica de Edificios?

Según el Real Decreto Ley 8/2011, de 1 de julio, una vez que una edificación se encuentre en un municipio de más de 25.000 habitantes y exceda los 50 años de antigüedad, es obligatorio superar con éxito este estudio, al menos cada 10 años. Y es que, según varios estudios arquitectónicos han constatado que, una construcción de este tipo puede tener elementos en mal estado que pudieran poner en riesgo la seguridad de sus habitantes.

Esta normativa define unas bases comunes para todo el territorio español, por lo que será trabajo de cada comunidad autónoma definir a mayor nivel estas demandas. Con esto se quiere aclarar que cada región puede cambiar tanto los plazos como algunos de los requisitos para pasar estas ITE.

No obstante, el decreto nacional establece unas condiciones mínimas que deben estar compuestas por:

  • Evaluación del estado de conservación del edificio.
  • Valoración de las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación de personas con discapacidad respecto al acceso y uso de la construcción. De acuerdo con la normativa vigente, estableciendo en este caso si se pueden realizar ajustes para satisfacer estas demandas.
  • Certificación de la eficiencia energética del inmueble, mediante el procedimiento establecido para la misma por la normativa vigente.
Imagen de un edificio que ha pasado la Inspección Técnica de Edificios Según el Real Decreto Ley 8/2011, de 1 de julio, una vez que una edificación se encuentre en un municipio de más de 25.000 habitantes y exceda los 50 años de antigüedad, es obligatorio superar con éxito este estudio, al menos cada 10 años

¿Qué supervisa el técnico en una Inspección Técnica del Edificio?

El técnico hace una primera inspección visual, con el objetivo de detectar posibles daños que puedan afectar, sobre todo, a la estructura del edificio y su cimentación. También observará la cubierta y la azotea, la fachada, las posibles cornisas, las paredes, los forjados, las redes de fontanería y saneamiento, y, por supuesto, la correcta accesibilidad del edificio.

A priori, no es necesario que acceda al interior de las viviendas particulares, aunque en el caso de que detecte algún supuesto que pueda ser relevante para elaborar el informe, es obligatorio permitirle el acceso.

¿Cuándo se considera favorable una ITE?

La Inspección Técnica de Edificios será aprobada cuando la persona encargada de realizarla certifica que la construcción analizada reúne las condiciones de seguridad imprescindibles para que pueda ser habitado. Del mismo modo, para aquellos residentes que se encuentren en el radio de la edificación y también cuando verifique que el inmueble se encuentra en buen estado. En el caso de que apruebe la inspección, será el mismo técnico quien tramite la documentación necesaria, para que los organismos adecuados presenten la resolución favorable.

En caso de que el especialista observe que existen deficiencias que presenten problemas, esta inspección se resolverá como no favorable. Por lo que, será indicado realizar un proyecto de reforma que contengan las especificaciones indicadas por el técnico.

Es importante aclarar que, en caso de no recibir la aprobación de la ITE, puede crear consecuencias para la comunidad de vecinos o para el propietario del edificio; tales como multas, paralización de la compraventa del inmueble, denegación de hipotecas, etc.

En el supuesto caso de que algunos de los vecinos se negasen a realizar las reformas, que hayan sido propuestas por el técnico, dentro de los plazos marcados, podrían volver a ponerse nuevas multas. En consecuencia, la Inspección Técnica del Edificio terminaría llevándose a cabo a través de un mandamiento judicial, en cuyo caso, su coste tendría que ser asumido por los propietarios.

Si se debe afrontar el procedimiento de una ITE desfavorable será preciso:

  • Solicitud de la licencia de obras al ayuntamiento donde corresponda la ubicación del edificio.
  • Esperar a que el ayuntamiento lleve a cabo la Orden de Ejecución.
  • Pedir diferentes presupuestos a empresas especializadas en este tipo de rehabilitaciones o empresas constructoras.
  • Dejar establecidas las condiciones de financiación de la rehabilitación para designar, por ejemplo, derramas en el caso de que fuera necesario en la comunidad de vecinos.
  • Ejecutar dentro del plazo establecido la rehabilitación de las obras indicadas en el informe.
  • Contratar el Certificado de Idoneidad para justificar todas las reformas que se han hecho.
  • Presentación de este Certificado de Idoneidad al ayuntamiento correspondiente.
Imagen de un obrero realizando una reforma tras la Inspección Técnica de Edificios La Inspección Técnica de Edificios será aprobada cuando la persona encargada de realizarla certifica que la construcción analizada reúne las condiciones de seguridad imprescindibles

¿Cuánto cuesta pasar la Inspección Técnica de Edificios (ITE)?

Para poder valorar el precio de lo que puede costar una Inspección Técnica en un Edificio, este dependerá principalmente de los honorarios del técnico, el tamaño de la construcción a estudiar, qué se debe inspeccionar, y, sobre todo, el estado en el que se encuentra. Así, por ejemplo, en un residencial de grandes dimensiones, que cuente con más de 50 viviendas, su precio podría oscilar entre los 3.000 y 4.000 €. En urbanizaciones, con viviendas plurifamiliares de dimensiones pequeñas, que cuenten con 4 o 5 vecinos, su precio podría rondar los 500€ aproximadamente.